miércoles, 22 de abril de 2015

La Meseta de Somuncura


La idea daba vueltas en nuestra mente desde hacía mucho tiempo; sabíamos que era un destino muy desolado, agreste y por momentos,...... extremo. Nos entusiasmaba poder recorrer tremenda extensión de difícil acceso y casi deshabitada.

Ubicación de la Meseta (fuente: Wikipedia).

Fecha: Febrero de 2015.
Lugar: Los Menucos - Provincia de Río Negro - Patagonia Argentina.
Vehículo: Bombón.


Navegando por Internet dimos con un grupo de Estancieros de la zona, que formaron una Asociación Turística ofreciendo la visita a la región. Son todas familias de larga data afincadas en la zona, dedicadas a la cría de ganado ovino y en una época pasada, experimentaron con la reproducción del Guanaco y el Choique (pequeña ave no voladora y corredora, similar al Ñandú).

El camino nos encontró transitando la RP 6 (ripio en mal estado) entre El Maitén (Chubut) y Ñorquinco (Río Negro).




La RP 6 luego de Ñorquinco mejora notablemente, hasta llegar a Ingeniero Jacobacci.


En esta Localidad, abandonamos la RP 6 y nos dirigimos por la RN 23 hacia Maquinchao y finalmente (por asfalto) a Los Menucos.



Nos alojamos en una Estancia distante 35 km del pueblo (sobre la RN 23).


El casco de la Estancia y galpones de servicios.


 El Patio de la Casa.

El trato, la atención y el cariño que puso Miguel (su propietario) nos dejó maravillados. Rica cena y a dormir. Mañana,........ ¿se cumpliría el sueño?.

Rumbo a la Meseta "Infinita..."

Salimos temprano con destino al Paraje Comi-có (60 km de Los Menucos) acompañados por un Guía. Al arribo es obligatorio anunciar la entrada a la Meseta, en la Comisaría del Paraje.








Cumplido el trámite continuamos hacia nuestro destino, donde nos alojaríamos por dos días, bajo la luz de las estrellas.......

Son 10 km desde Comi-có hasta el borde de la Meseta; desde ahí 11 km más para llegar al Establecimiento donde disfrutaríamos de tanta inmensidad. 

Avanzamos a paso reducido 7 km/hora, piedra sobre piedra, el estado del "camino"..............destruido!!. (Nota: según nos comentaron llueven 200 mm al año normalmente, pero en este verano las lluvias alcanzaron la marca de 500 mm!!).

Dada la gran cantidad de agua caída, motivó que faltando 3 km para alcanzar el filo de la Meseta, el camino estuviera totalmente arrasado.

El Guía a pie viendo por donde pasar........las tres últimas trepadas estaban cortadas transversalmente......insalvable la situación...






El agua erosionó la superficie de la ladera, arrastrando gran cantidad de piedras, que impedían el "ataque" final a la Meseta.




Que mala suerte!!!!. Por arriba de la Meseta venía a nuestro encuentro Don Eusebio (nuestro anfitrión en esa zona), llegó al filo y observó lo peor....el camino era intransitable. Harían falta unas máquinas de Vialidad trabajando varios días, para poder habilitar el tránsito.

Don Eusebio dejó su camioneta arriba en el filo y caminó los 3 km que restaban hacia nuestro encuentro. Abrazos, saludos, desconcierto por el estado del camino. (Nota: normalmente la Familia baja al Paraje Comi-có cada 15 días.).

Hay otra opción? preguntamos. Nos propusieron la variante por el Cañón del Tambelén, aclarando que hacía 5 años......que no lo usaban. Miramos los relojes (hora 16:00).

Regresando hacia Comi-có para tomar la variante "B". Los habitantes de esta región están solos, con muy poco apoyo y librados a su suerte...........


Pasamos por Comi-có, saludamos al Policía y le contamos nuestra intención. Arranquemos.

El Plan "B"

Esta variante era mucho mas larga (45 km) por un camino no relevado en los últimos 5 años.....probemos, perdido por perdido. Nos pusimos un tope de horario, donde sino alcanzábamos el filo de la Meseta antes de las 19:00 horas, nos volvíamos a Los Menucos.

Al principio veníamos a buen ritmo....................... 10 km/h.





Finalmente alcanzamos el tan ansiado filo de la Meseta...

La Meseta de Somuncurá. (superficie total: 1.600.000 hectáreas)

Tan cerca y tan lejos a la ves...., estos 10 km nos insumieron 3 horas!!!, no way, camino de cabras!!!

Dada la hora, el estado del "camino" y los 25 km que restaban para llegar al Establecimiento, decidimos volver a Los Menucos......¡¡ que impotencia !!.

En fin....."el Hombre propone y Dios dispone" (reza el popular dicho), no se puede forzar a la Madre Naturaleza.

Desandando el camino, las sombras de la inminente noche nos acompañaban.

En la obscuridad total llegamos a la Estancia en Los Menucos; compartimos con Miguel las vicisitudes del día y con resignación maldiciendo las lluvias caídas, nos prometimos volver..........

Hasta pronto, viajeros de Latitudes.